http://www.elperiodico.com.gt/es/20130322/pais/226231/

elPeriódico, 22 de marzo de 2013.
“Llevémoslos a donde Amildo, esa es la orden dijeron los plagiarios”
Líderes xincas declararon que sus secuestradores les dijeron que recibían órdenes del diputado oficialista Amildo Morales, quien rechazó el señalamiento.
Evelyn Boche eboche@elperiodico.com.gt

Rigoberto Aguilar tomó su morral y sacó una bolsa de plástico negra. En seguida mostró dos cinchos de plástico, como los que se usan para asegurar cables. También un lazo anaranjado. “Me amarraron con esto, pero gracias a Dios me desaté. Rodé por el barranco y caminé cinco horas, hasta las 3:00 de la madrugada”, relató.

Aguilar es integrante de la Junta Directiva Xinca de Santa María Xalapán, Jalapa. El domingo pasado fue secuestrado junto a otros tres líderes en Mataquescuintla. Tres sobrevivieron, menos Exaltación Marcos Ucelo. Su cadáver fue hallado en un barranco de Mataquescuintla el lunes por la mañana.

Aguilar narró su experiencia ayer en la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG) junto al mayordomo xinca Roberto González Ucelo.

Los hombres con gorros pasamontañas que nos detuvieron “dijeron que nos llevaban por andar metidos en contra de la minera”, reveló Aguilar. Otro de los captores gritó: “llevémoslos a donde Amildo Morales, esa es la orden”, agregó González.

Morales es un diputado de 74 años, electo por la Unidad del Cambio Nacional (UCN), pero este año se sumó a las filas del Partido Patriota (PP).

“No tengo nada que ver con esos señalamientos, es una factura política de los partidos políticos adversarios”, alegó el señalado en su defensa.

Vinculan a la minera

Aguilar también indicó que la forma de vestir de los secuestradores era “parecida” a la de los guardias de seguridad de la mina San Rafael, que opera en San Rafael Las Flores, Santa Rosa.

El encargado de relaciones públicas de la minera, Andrés Dávila, indicó que la compañía lamenta los hechos. “Preferimos no pronunciarnos, esperamos que las autoridades determinen qué pasó y quiénes son los responsables”, añadió.

González apareció el lunes por la noche en un hotel de Chimaltenango. “Me liberaron cuando se enteraron que el pueblo de Xalapán se había levantado”, indicó. El Mayordomo recordó que le prestó el teléfono a una recepcionista y desde ahí llamó a su esposa. “El viceministro (Edy Juárez) dice que ellos me encontraron, pero eso es falso”, precisó.

El funcionario confirmó que la llamada los llevó hasta González. El día del rescate indicó que utilizaron “métodos especiales de investigación” para encontrarlo. El procedimiento consistió en que “un investigador estuvo cerca de la familia del Mayordomo, eso nos permitió actuar rápidamente en cuanto se recibió la llamada”, explicó.