Alberto Rotonda, jefe de seguridad de la mina San Rafael, fue ligado a proceso por los delitos de obstaculización de la investigación penal, lesiones leves y graves, pero beneficiado con una medida sustitutiva.

Fuentes informativas que se encontraban en la audiencia en Barberena, indicaron que el detenido habría intentado manipular la escena del crimen donde fueron atacados seis comunitarios, el pasado 27 de abril.

POR MARIELA CASTAÑÓN
mcastanon@lahora.com.gt

Este mediodía trascendió que Rotonda fue ligado a proceso, pero se le benefició con arresto domiciliario, quedó con dos elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) fijos y cada 15 días tendrá que firmar el libro en la Fiscalía de Cuilapa.

La información fue confirmada por fiscales que llevan el caso.

El sindicado fue detenido el pasado 30 de abril en el interior del Aeropuerto Internacional La Aurora, cuando intentaba huir en un vuelo comercial rumbo a Perú con escala en Panamá.

Rotonda es acusado de ordenar el ataque donde seis comunitarios que se oponían a la operatividad de la mina San Rafael fueron heridos, dos de ellos trasladados al Hospital Roosevelt, por heridas de arma de fuego, según los médicos de dicho nosocomio.

Entre los medios de prueba para acusar a Rotonda, se encontraban videos, fotografías y otros documentos, se indicó.

De acuerdo con la información de fuentes que prefirieron el anonimato, el sindicado habría intentado manipular la escena donde resultaron heridos los vecinos, además, se supo que obligó a elementos policiales de la comisaría que resguarda Santa Rosa, a modificar el informe circunstanciado.

El acusado, desde su aprehensión había permanecido en la cárcel El Boquerón, en Santa Rosa, donde recientemente habían estado comunitarios que se oponían a la mina.

CONTRADICCIONES
Ayer, en conferencia de prensa el ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, en conjunto con la fiscal general, Claudia Paz y Paz, destacaron 16 capturas realizadas durante los primeros días del Estado de Sitio.

El Titular de la Cartera del Interior, dijo que el Estado de Sitio en Jalapa y Santa Rosa se decretó por los últimos incidentes ocurridos donde fueron secuestrados 23 elementos de la institución policial.

Sin embargo, días antes, López Bonilla habría dicho que en el área donde se implementó la disposición había presencia del grupo de narcotraficantes los Zetas.

De las personas detenidas, ocho son acusados de pertenecer a una banda de secuestradores y sicarios denominada los Changos, el resto supuestamente robó explosivos de la mina y secuestró a los elementos de la PNC.

La Hora, May 7, 2013